El puerto de Somport, a 1632 metros de altitud, marca la frontera franco-española.

El Puerto de Somport, con 1640 metros de altitud, marca en la actualidad el límite de la frontera franco-española. Junto con los pasos del Puerto de Palo, en el Valle de Hecho, y el de Sallent, en el Valle de Tena, el paso de Somport (el más cómodo de todos), fue utilizado desde tiempos remotos por aquellos que se aventuraban a cruzar los Pirineos por esta región.

Los romanos lo bautizaron como Summum Portus, y varios siglos después de la caída del poderoso imperio, la calzada que éstos construyeron siguió siendo utilizada como una de las principales vías de comunicación transpirenaica. Coincidiendo con el auge del Camino de Santiago, siendo ya Jaca una próspera ciudad, y con la doble intención de proteger a los peregrinos y regular el intenso tránsito de personas y mercancías, la realeza decide favorecer esta ruta con la mejora de infraestructuras como caminos o puentes, así como con el refuerzo de las defensas, como la del Castillo de Candanchú<