El paseo de la Cantera de Jaca, entre árboles centenarios y ardillas, es un fantástico lugar para pasear.