El parque de San Lure, es uno de los rincones más románticos de Jaca.

El actual parque municipal de San Lure ocupa los terrenos del jardín de Villa María, de finales del siglo XIX y antigua residencia de la familia Díaz Prada. La finca original comprendía una extensión de 15.770 metros cuadrados, y contaba con jardín, huerto con árboles frutales y un prado. A partir del año 1992 el Ayuntamiento lo transforma en jardín público, construyendo en la parte más baja un auditorio al aire libre donde se realizan conciertos y otras actividades durante los meses de primavera y verano.

Se trata de un jardín con varios niveles donde los caminos se entrelazan en un romántico paseo bajo la sombra de magnolios, tejos, nogales… Un buen lugar para descansar unos minutos es bajo la pérgola, muy próxima a un bosquete de abetos rojos y delante de una de las dos pequeñas fuentes con las que cuenta el parque.

Si accedemos por la calle Autonomía de Aragón, justo delante de la puerta hay una zona de patinaje con varias rampas donde se celebran competiciones de skateboard y BMX. Una vez ya dentro del recinto encontraremos un bar restaurante.