El parque de Membrilleras de Jaca, muestra una variada flora.

Si descendemos unos metros desde el Monasterio de las Benedictinas, llegaremos al parque de Membrilleras este jardín, creado a finales de los años ochenta por una escuela taller.

En él encontramos grandes árboles como el castaño de indias, el pino piñonero o el abedul, así como especies de jardín como el sauce llorón, el cerezo japonés o el manzano. Descansando en un banco, podremos ver gorriones, carboneros o herrerillos, así como a los milanos reales sobrevolando el cielo. Es un buen lugar para que los niños jueguen un rato, ya que cuenta con una zona de parque infantil que fue remodelado en el año 2003.

Desde aquí, es muy aconsejable subir un poquito hasta el Parque de San Lure o bajar hasta el río y dar un paseo por el Parque del río Gas.  

 

Por: Javier Cano Álvarez