El fuerte de Rapitán en Jaca, se construyó para defender la ciudad de posibles ataques aéreos.

La subida al Fuerte Rapitán es una de las excursiones más populares en Jaca. Junto al parking del hospital, tomaremos una estrecha carretera asfaltada que sube hacia la cima. Durante el camino iremos encontrando señales de madera que nos muestran los senderos, más empinados pero también más agradables ya que discurren por el interior del bosque. Llegaremos arriba en unos 40 o 50 minutos.