Candanchú, en el Valle del Aragón. Sus monumentos, excursiones, aventura, dónde comer, dormir.

El moderno núcleo de Candanchú lo encontramos en la cabecera del Valle del Aragón, aproximadamente a un kilómetro del puerto fronterizo de Somport, al pie del Camino de Santiago. Enclavado en un idílico lugar al abrigo de las altas cumbres que lo rodean, cuenta en la actualidad con menos de cien habitantes y se ha convertido en un centro turístico de primer orden, con hoteles, apartamentos, restaurantes y todos los demás servicios que se le suponen a un centro como éste.

Durante el verano es un magnífico punto de partida para descubrir la flora y la fauna pirenaica, así como para realizar excursiones hasta las cumbres cercanas, circuitos de bicicleta de montaña o relajantes paseos. El telesilla Tobazo I permanece en funcionamiento desde principios de julio hasta mediados de septiembre, y es ideal para que los niños y las personas mayores disfruten de las espectaculares vistas que nos ofrecen tanto el valle francés como el español.

A partir del siglo XI los diferentes monarcas aragoneses, en detrimento de la antigua calzada romana, que cruzaba el Pirineo por el Puerto del Palo en el Valle de Hecho