En el interior de la iglesia de la Virgen del Rosario, en Aragüés del Puerto, se encuentra una bella colección de retablos barrocos.

La actual iglesia de Aragüés del Puerto se edificó en la segunda mitad del siglo XVII, y sus obras concluyeron en el año 1704. Desgraciadamente en el año 1601 un gran incendio asoló por completo la localidad, destruyendo el templo y con él el archivo eclesiástico, por lo que no es posible saber el origen de la antigua iglesia, levantada en honor a San Salvador.

El templo está edificado con sillarejo combinado con mampostería. Presenta tres naves rematadas cada una de ellas con un ábside rectangular. La nave central, más ancha y alta que las laterales, está separada de las otras dos mediante pilares cuadrangulares con pilastras adosadas, cubriendo todas ellas con bóvedas de cañón con lunetos. A los pies de la iglesia encontramos un coro elevado, bajo el cual aparecen las puertas de acceso al templo y a la torre del campanario.

La dotación a