La iglesia de San Bartolomé en Esposa, se halla edificada sobre un antiguo templo románico.

Sobre un antiguo templo románico del siglo XII, del cual sólo se conserva la cabecera, en el siglo XVII se edificó la actual iglesia de Esposa.

La fábrica está compuesta por sillarejo y mampostería, combinación que le confiere un aspecto robusto. Consta de una única nave dividida en tres tramos que se cubre mediante bóvedas de cañón con lunetos, rematando el espacio con un ábside semicircular. El altar mayor está presidido por un retablo rococó. En los laterales de la nave se abren varias capillas, poco profundas y decoradas también con retablos barrocos. El acceso lo encontramos a los pies del templo, junto al coro elevado.

La portada consta de un sencillo arco de medio punto proteguido por un pórtico. Junto a la cabecera se encuentra la sacristía, ocupando la planta baja de la torre del campanario. Ésta, de aspecto recio y planta cuadrada, consta de cinco cuerpos y está rematada con un tejadillo a cuatro vertientes.

 

Por Javier Cano Álvarez