Iglesia de San Vicente

Iglesia de San Vicente

Index > Sobrarbe > Valle de Vió > Vió > Iglesia de San Vicente

Iglesia de San Vicente en Vió, fue edificada durante el siglo XIII.

Sobre una colina de hermosas vistas encontramos la iglesia parroquial de la localidad, dedicada a San Vicente. Construida a principios del siglo XIII, la decoración de arquillos ciegos y friso de dientes de sierra en la cabecera nos lleva hasta el período románico lombardo, estilo al que pertenece la iglesia. Hay que recordar que esta construcción es la más antigua de todo el valle de Vió.

Construida en mampostería y sillarejo, la iglesia presenta una sola nave cubierta con bóveda de medio cañón apuntado y un ábside semicircular. La torre adosada a los pies, de planta cuadrada y dos cuerpos al exterior separados por impostas, fue construida en el siglo XIX según la inscripción  1831 que aparece en el dintel de la puerta de acceso y a la cual se llega a través de un pórtico cuadrangular abierto por un arco de medio punto y cubierto con bóveda de cañón añadido en el siglo XVI.

Pero sin lugar a dudas lo más destacable de San Vicente son las pinturas murales del ábside descubiertas durante una intervención en el siglo XX y que fueron trasladadas a la iglesia de Barbastro -las que hoy vemos en su ubicación original son una réplica-.

Como la construcción de la iglesia, las pinturas datan del siglo XIII; en ellas se representa, en la zona central, al Pantocrátor inscrito en mandorla mística rodeado del Tetramorfos – conjunto de símbolos de los cuatro evangelistas: a San Mateo se le representa como un hombre, a San Lucas como un buey, a San Marcos como un león y a San Juan como un águila-.

En la parte baja del Tetramorfos, en el lado izquierdo, se conserva parte del martirio de San Vicente y en el lado derecho se representa la Epifanía –la adoración de los Reyes Magos a Jesús-. En el frontal de articulación quedan restos de una psicostasis o pesaje de las almas; en ella aparece San Miguel pesando en una balanza el alma de los muertos junto a un demonio peludo intentando desequilibrarla a su favor. Se completan estas pinturas murales con figuras de músicos del Juicio Final.