La ermita de San Juan y San Pablo, en Tella, es la más antigua de la comarca de Sobrarbe.

Situada en un marco incomparable, en el llamado Puntón de las brujas, encontramos la ermita románica de San Juan y San Pedro, la ermita más antigua documentada del Sobrarbe. Del siglo XII es su construcción original aunque en los siglos XVI y XX se realizaron diversas intervenciones.

Se sabe que fue consagrada en el año 1019 por el obispo Borrell de Roda de Isábena gracias a un relicario de madera –lipsanoteca- que guardaba en su interior un pergamino con dichos datos y que actualmente se conserva en el Museo Diocesano de Barbastro. La construcción es de planta rectangular de nave única cubierta con bóveda de medio cañón y cabecera ultra semicircular con bóveda de horno apuntada. Bajo la cabecera se sitúa una pequeña cripta cubierta con bóveda de medio cañón a la cual se accede a través de la nave. Es en la cripta donde se encontró la lipsanoteca.

Es un lugar que no puedes dejar de visitar si quieres disfrutar de una de las mejores vistas del Alto Aragón con el macizo de Monte Perdido y el cañón de Añisclo rodeando esta construcción.

 

Por: Laura Armario