Lafortunada, en el Valle de Puértolas. Sus monumentos, excursiones, aventura, dónde comer, dormir.

Los orígenes de esta joven población del Pirineo se relacionan con la ubicación de una importante Central Hidroeléctrica. La central se puso en funcionamiento en 1923, aprovechando el cauce del río Cinca en este tramo en que se ubica el barranco de Irués. Hoy, ya en desuso desde hace años, las históricas instalaciones acogen el museo Pirenaico de la Electricidad.

Lafortunada se sitúa a 771 metros de altitud y posee un caserío completamente moderno que se desarrolla paralelo a la carretera, en una línea muy cercana al río. El entorno de esta moderna localidad compensa toda falta de interés histórico-artístico, ya que sus paisajes y vistas no dejan indiferente al visitante, que podrá fotografiar con precisión Punta Lierga o la evocadora fuerza del río Cinca.