Escalona, en el Valle de Puértolas. Sus monumentos, excursiones, aventura, dónde comer, dormir.

Lindando con el municipio de Laspuña, Escalona se eleva a 610 metros de altitud, y goza de una magnífica ubicación, en la confluencia de los ríos Bellos y Cinca, muy cerca de los accesos hacia el Cañón de Añisclo o al Valle de Pineta en el fantástico Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido.

Su caserío se divide en dos agrupaciones, una que se desarrolla paralela a la carretera, y otra que se asienta a orillas del río Cinca. Su entramado urbano apenas posee edificios históricos relevantes, ya que el lugar fue profundamente afectado en la contienda civil española; de hecho su iglesia, antiguo templo del siglo XVI dedicado a la Inmaculada, guarda las heridas en su desolador aspecto. La nueva iglesia fue levantada después de 1938 por la Dirección General de Regiones Devastadas.

La actividad económica del lugar se centra en el sector servicios, en la explotación turística de la zona, en estratégica ubicación respecto al Parque de Ordesa, de ahí la gran cantidad de hoteles, casas rurales y restaurantes que nos ofrece la población.

Escalona celebra sus fiestas el día 8 de diciembre, para la Inmaculada.

 

Por: