La iglesia de San Pedro, en Bestué, se edificó durante el siglo XVI.

La iglesia parroquial de San Pedro es una obra renacentista datada en el siglo XVI con ampliaciones en el XVII cuando se construyó el pórtico y la construcción de la cabecera en el siglo XVIII. Tuvo coro alto a los pies pero fue suprimido en una intervención realizada en la segunda mitad del siglo XX. La iglesia está construida en mampostería y piedra sillar labrada muy toscamente.

Su planta es de nave única rectangular, testero recto, capillas laterales formando un crucero bajo y una sacristía que abre al presbiterio en el lado norte con una puerta adintelada labrada con dientes de sierra. Las cubiertas de la nave, las capillas del crucero y la cabecera son bóvedas de medio cañón. Precedida por un pórtico, la puerta de acceso al interior de la iglesia se sitúa en el lado sur y consta de arco de medio punto con tres arquivoltas molduradas. En uno de los sillares del pórtico aparece la fecha de 1683. Sobre la capilla norte del crucero se levanta una torre de cuatro cuerpos separados por impostas. En el lado este se abren dos vanos de medio punto y otro más pequeño al norte.

 

Por: Laura Armario