Saravillo, en el Valle de Bielsa. Sus monumentos, excursiones, aventura, dónde comer, dormir.

A la entrada del Valle de Gistaín, rodeado de barrancos en un paraje espectacular, Saravillo se eleva a 950 m de altitud.

Su caserío se caracteriza por una arquitectura típicamente montañesa, aunque los nuevos materiales han roto la perfecta integración del lugar en la dominante calcárea de las montañas que lo protegen.