Saravillo, en el Valle de Bielsa. Sus monumentos, excursiones, aventura, dónde comer, dormir.

A la entrada del Valle de Gistaín, rodeado de barrancos en un paraje espectacular, Saravillo se eleva a 950 m de altitud.

Su caserío se caracteriza por una arquitectura típicamente montañesa, aunque los nuevos materiales han roto la perfecta integración del lugar en la dominante calcárea de las montañas que lo protegen.

Uno de los edificios más llamativos es Casa Lafuén, con una torre aspillerada del siglo XVI que fue reformada durante los años 90 del pasado siglo XX. La iglesia del lugar está dedicada a la Virgen de la Asunción, y fue edificada en el siglo XVI.

Celebra sus fiestas en honor a la Asunción de la Virgen.

 

Por: Laura Armario