Plan, en el Valle de Bielsa. Sus monumentos, excursiones, aventura, dónde comer, dormir.

Resulta imposible hablar de Plan sin que el recuerdo de la famosa Caravana de Mujeres asalte nuestra mente. Muchos son los documentos gráficos y audiovisuales que pueden consultarse sobre este acontecimiento que brindó a Plan fama internacional, pero también, y lo más importante, una segunda oportunidad, la oportunidad del crecimiento y del desarrollo, de la felicidad.

Plan se ubica a 1.060 m de altitud, en una ladera en declive alrededor de un conjunto montañoso que define la belleza del Valle de Gistaín, a orillas del río Cinqueta.

Entre su caserío, de carácter irregular y de estrecho trazado urbano típicamente pirenaico, destacan algunas casas, como por ejemplo casa Turmo, del siglo XVI, con ornamentada ventana en la que aparecen tres figuras humanas bajo arquitos rodeadas de decoración vegetal.

Semejante es la solución decorativa que hallamos en casa Patarra, con dos figuras con hábito sosteniendo un escudo con cáliz y hostia, un conjunto que también data del siglo XVI. También merecen mención casa Ballarín, por su portada renacentista, o Torre Botigué, característica torre defensiva del siglo XVII.

Muchos ven en la iglesia de San Esteban recuerdos románicos en su ábside, aunque casi la totalidad de su perfil nos describa un edificio del siglo XVI que fue reformado en los primeros años del siglo XIX.

Plan celebra sus fiestas el 8 de septiembre y el 15 de octubre.

 

Por: María Escribano Román