Broto, en el Valle de Broto. Sus monumentos, excursiones, aventura, dónde comer, dormir.

Poderosa es la imagen que ofrece la villa de Broto, sobre todo si optamos por acercarnos a este bello enclave pirenaico pasando por el temido puerto de Cotefablo, desde Biescas, aunque también nos muestra su inconmensurable belleza si llegamos desde Fiscal.

Broto se sitúa a 905 m, muy cerca del Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido, en la cabecera alta del río Ara, río que divide en dos el caserío. Estos dos barrios, uno a cada orilla del río, reciben el nombre de Santa Cruz (Norte), y Barrio de los Porches (Sur), también conocido como el Matadero o la Herrería.

Su historia nos habla de poder y decisión, sobre todo a través de la Institución del Conzello de Broto, con una gran presencia e influencia en la vida de la zona durante los siglos XIII al XVIII. Hoy sus funciones están más restringidas, quedando más bien limitadas al marco del recuerdo histórico.

Broto nos regala una bella arquitectura típica: casas de piedra, robustas y sobrias, con tejados de pizarra adornados con las características chimeneas troncocónicas que elevan su encanto hasta el cielo. En la actualidad, debido al boom urbanístico de los últimos años, ha a