San Juste, en la Ribera de Fiscal. Sus monumentos, excursiones, aventura, dónde comer, dormir.

En la orilla derecha del río Ara se encuentra una de las poblaciones más desconocidas, pero también más cuidadas y hermosas de la Ribera de Fiscal.

Apenas tres breves calles configuran el entramado de este lugar, convenientemente engalanado con chimeneas troncocónicas, así como con vías empedradas o pasadizos abovedados. Dentro del caserío destaca casa Maza, soberbia y sobria arquitectura pirenaica, así como casa Santafé. También cabe mencionar el edificio de la escuela: obra del siglo XX que combina elementos de tradición local con otros de carácter más moderno e internacional.

La iglesia de los Santos Justo y Pastor hunde sus raíces en el siglo XII, como evidencia su ábside románico. Sin embargo su compleja estructura es resultado de obras realizadas en los siglos XVI y XVII. En su interior se conservan restos de pintura mural de época moderna, así como el sarcófago de Miguel Maza.

San Juste celebra sus fiestas el 2 de septiembre.

 

Por: Laura Armario