Fiscal, en la Ribera de Fiscal. Sus monumentos, excursiones, aventura, dónde comer, dormir.

Instalado a 768 metros sobre el nivel del mar, en un entorno abierto y cómodo que nos regala panorámicas espectaculares y diversas, Fiscal es el centro administrativo de la Ribera a la que da nombre, en la parte media del cauce del río Ara.

Su caserío está constituido por robustos edificios de los siglos XVI al XIX. Con especial interés señalamos la torre que se erige en el centro del municipio, un ejemplar fortificado característico del siglo XVI: casa Naya o Antoné, aunque también es conocida como torre Costa; y su futuro, quizá convertirse en un Centro de Interpretación sobre Astronomía.

La iglesia de la Asunción, en torno a la que se asienta gran parte del caserío, es un templo del siglo XVI que presenta cabecera tripartita, como otras iglesias situadas en el valle del río Ara.

También podemos visitar y contemplar la magnífica portada románica de la iglesia de Jánovas, trasladada hasta Fiscal a consecuencia del malogrado proyecto del embalse de Jánovas, que supuso el despoblamiento de varios lugares del valle.

En las cercanías se encuentra la ermita de Jesús Nazareno, del siglo XVIII y dentro del pueblo, la ermita de San Salvador, o la cueva del Santo Viejo.  De mayor interés se presenta la ermita de San Pedro, situada a 1,5 km del desvío Aínsa-Broto-Yebra, a nuestra derecha. Un ejemplar románico popular bastante bien conservado, aunque, como es habitual, camuflado por varias adiciones en siglos posteriores. El puente que se eleva sobre el río Ara pudo ser un ejemplo de ingeniería del siglo XVI, aunque por diversos avatares históricos hoy vemos su reconstrucción en hormigón.

Fiscal celebra sus fiestas el 9 de mayo y el 15 de agosto.

 

Por: Laura Armario