Albella, en la Ribera de Fiscal. Sus monumentos, excursiones, aventura, dónde comer, dormir.

Este pequeño núcleo desigualmente distribuido se localiza a 797 metros sobre el nivel del mar, accediendo hasta él desde la pequeña carretera que cruza el río Ara hacia su orilla derecha desde la N-260.

Su caserío, aunque breve, cuenta con buenos ejemplos arquitectónicos, como por ejemplo casa Cebollero, vivienda del siglo XVII con patio empedrado; o casa Latre, también conocida como casa Ambrosio, un edificio distinguido que mezcla lo culto y popular en un diseño de Antonio Jal de 1925, en el que destaca la triple galería.

La iglesia parroquial de San Salvador es un ejemplo de los siglos XVI-XVII, pero mayor interés presenta la ermita de San Úrbez, un templo que, aunque de orígenes románicos, hoy nos ofrece un perfil perteneciente al estilo popular del siglo XVIII: bóveda de lunetos, etc. Se conserva en su interior la talla de una Virgen románica, así como un retablo narrativo del Santo titular de la ermita.

Albella celebra sus fiestas el 15 de agosto, y también se realiza la romería de San Úrbez, el lunes de Pascua de Pentecostés.

 

Por: Laura Armario