Torrelisa, junto a la Peña Montañesa. Sus monumentos, excursiones, aventura, dónde comer, dormir.

Esta encantadora población del Sobrarbe se encuentra a 890 metros de altitud, a los pies de la sempiterna mirada de la Peña Montañesa.

El caserío se estructura en torno a una única calle en ligero declive, calle de San Pedro, que en sus últimos metros se abre creando una gran plaza; desde aquí un pasadizo abovedado conducirá al visitante hasta la iglesia.

Entre sus edificaciones destacan algunas sólidas construcciones prepirenaicas, como casa Betato, cuya puerta adintelada con cruz en huecorrelieve bien merece una toma fotográfica, así como sus bajos abovedados; o casa El Herrero, donde una de sus ventanas se decoran con tres cabezas bajo el alféizar.

La iglesia de San Pedro conserva escasas señas de su pasado románico, datándose en su mayor parte en los siglos XVI y XVII. Un templo de carácter popular y configuración irregular.

Torrelisa celebra sus fiestas el primer domingo de agosto, y también para San Antonio Abad.

 

Por: Laura Armario