Los Molinos, junto a la Peña Montañesa. Sus monumentos, excursiones, aventura, dónde comer, dormir.

De camino al Monasterio de San Victorián encontramos este pequeño lugar a los pies de la Peña Montañesa, que nos permite contemplar con gozo el despliegue montañoso prepirenaico.

El caserío, como es habitual, se estructura en dos barrios, el Alto y el de Abajo, aunque ordenados linealmente. La iglesia parroquial es de época moderna ya que fue construida en la década de los años 50 del siglo XX. Junto al río, perfectamente restaurado y reconvertido en centro de interpretación, podemos visitar el antiguo molino de la población. También de interés para el visitante, la ermita de San Roque, del siglo XVII, con ábside rectangular cubierto con bóveda de cañó