Araguás, junto a la Peña Montañesa. Sus monumentos, excursiones, aventura, dónde comer, dormir.

Con unas magníficas vistas sobre el río Cinca, rodeada de quejigos se ubica a 702 m de altura la pequeña localidad de Araguás, bajo la protección de la Peña Montañesa y junto al barranco de la Herrería. Como es habitual en la zona, la disposición del caserío es irregular, sin un orden ni entramado claramente definidos; quizá sea este uno de los factores que den a estos enclaves su originalidad y encanto.

El visitante podrá contemplar, por ejemplo, la soberbia casa del Arrendador, un edificio de los siglos XV-XVI, magnífico ejemplo de arquitectura popular y característica casa-fuerte de esta época, dada la inestabilidad en la zona a causa de las disputas con los hugonotes.

La parroquial de la Asunción, obra de sillarejo y mampostería, posee orígenes románicos, pudiéndose datar su cabecera en el siglo XII, mientras el resto del templo es resultado de las modificaciones del siglo XVI.

Celebra sus fiestas para San Vicente y para la Asunción, el 15 de agosto.

 

Por: Laura Armario