Campodarbe, junto a Boltaña. Sus monumentos, excursiones, aventura, dónde comer, dormir.

Aunque se despobló en los años 70 del siglo XX, como otros lugares de los alrededores, está viviendo una nueva etapa de repoblación, una nueva vida.

Ubicada en ligera pendiente, desde un escueto caserío que despliega las características propias de la arquitectura pirenaica, podemos contemplar el pico de Santa Marina de Bagüeste o las crestas de Puimorcat. Más allá se ocultan los Altos de Faltué, Peña Cancias, el Ceballos o el Gabardón. Un lugar y entorno llenos de encanto que nos permitirán disfrutar de variadas excursiones y por supuesto, del llamado turismo de aventura.

La parroquia de San Juan Bautista se encuentra en ruina. Su perfil nos muestra un ejemplo bastante común en los edificios religiosos de los siglos XVII y XVIII: las naves rectangulares parten de un atrio de entrada y culminan en una cabecera de testero plano; también posee reloj solar y una torre al sur.

En la Cueva de los Moros o de la Sierra, en los alrededores, se han hallado testimonios de la Edad del Bronce, lo que nos da una buena idea del tiempo que hace que están habitadas estas tierras.

Celebra sus fiestas el 29 de agosto, en honor a San Juan Bautista.

 

Por: Laura Armario