Mondot, en el entorno de Aínsa. Sus monumentos, excursiones, aventura, dónde comer, dormir.

A 647 metros de altitud se encuentra esta pequeña población que en 1900 llegó a tener la friolera de 100 habitantes. Pero hoy día sólo permanecen 3 en el lugar, disfrutando del maravilloso paraje en el que se instala este pueblo del Sobrarbe.

Mondot se organiza en dos barriadas; la primera bastante reformada y con caserío escaso, y la segunda, más poblada, nos da la sensación de apiñamiento, ya que las casas se organizan en torno a una calle única.

Destaca un magnífico casal del siglo XVI, casa Villellas, aunque se encuentra algo abandonada. También llama nuestra atención casa Tejedor o casa Villacampa, con puerta adovelada de 1760 y escudo de armas. La parroquial data del siglo XVI, y pertenece al gótico aragonés. Entre otros tesoros patrimoniales destacan: la almazara y el molino harinero.

Celebra sus fiestas el 16 de agosto, en honor a San Joaquín.

 

Por: