Camporrotuno, en el entorno de Aínsa. Sus monumentos, excursiones, aventura, dónde comer, dormir.

A 579 metros sobre el nivel del mar se despliega en curiosa disposición este pequeño lugar sobrarbense. Mientras en su zona central las casas parecen apiñarse, una serie de hogares se localizan al norte, más dispersos, y otros lo hacen al sur, aunque más alejados del caserío central; zona que aunque breve, nos encandila a través de sus pasadizos abovedados.

Allí es donde se encuentra la iglesia, típica construcción del siglo XVI que aprovecha las bases de otra del siglo XIII (cuyas líneas anunciaban el paso del románico al gótico). Presenta planta de cruz latina y conserva unas bonitas pinturas populares.

Destaca entre el disperso caserío del norte la casa Cambra, obra asociada a la nobleza local del siglo XVI. Destacan sus ventanas molduradas y la inscripción que nos recibe: “Juan Antonio Lacambra Señor de Borrastre Año 1676”. También resulta de interés la existencia de una necrópolis en campo Carrascal (posible Campo de Urnas al borde de la carretera).

Celebra las fiestas el 10 de agosto en honor a San Lorenzo.

 

Por: Laura Armario