Arcusa, en Biello Sobrarbe. Sus monumentos, excursiones, aventura, dónde comer, dormir.

Incluida dentro de aquello que se ha dado en llamar Biello Sobrarbe (Viejo Sobrarbe), es decir, aquellos territorios limítrofes de la Marca Superior de Al Andalus que se encuentran en el origen del antiguo reino de Sobrarbe, Arcusa nos da la bienvenida acogidos por la imagen del castillo medieval del siglo XI, cuyos restos, sólo un recuerdo de lo que fueron, asoman sobre el terreno rocoso en el que se asienta.

Se trata de una torre pentagonal, de carácter irregular, con parte de los muros construidos en sillarejo. Esta fortificación formaba parte de la antigua línea defensiva cristiana iniciada por Sancho III el Mayor. Todavía hoy dicha construcción conecta visualmente con otras atalayas de la zona, como las de Escanilla o Samitier.

El lugar, poblado hoy por unos 40 habitantes, se sitúa a 860 metros sobre el nivel del mar, ocupando el caserío un terreno amesetado.

En él destacan algunas sólidas construcciones, como la iglesia de San Esteban de los siglos XVI y XVII (que guarda entre sus muros la trasladada pila bautismal hispano-visigoda de Morcat); casa Juste, una mansión solariega del siglo XVI que presenta tres unidades constructivas diferenciadas: vivienda, torre y capilla; o casa Solano. También se distingue su plaza, con un esbelto crucero en su centro dedicado a San Antonio.

La fiesta local se celebra el día 13 de julio.

 

Por: Laura Armario