La iglesia gótica de la Asunción, en Abizanda, se edificó durante el siglo XVI.

La iglesia de la Asunción de Abizanda la encontramos junto al recinto fortificado.

Fue construida en la segunda mitad del siglo XVI, es por lo tanto una obra del gótico tardío, aunque a lo largo del siglo XVIII se realizaron diversas obras de ampliación por lo que encontramos elementos del barroco. A comienzos del siglo XXI el interior fue restaurado. Construida en su mayor parte en sillería, es una obra de planta rectangular y tres naves al interior con capillas laterales y cabecera poligonal.

Un pórtico cuadrangular, situado en el lado sur de la iglesia,  cubierto con bóveda de lunetos, nos lleva hasta la puerta de acceso, la cual es de arco de medio punto con decoración de cordón en la rosca y elementos vegetales y cabezas de angelotes en el intradós y las enjutas. A los lados de la puerta se levantan columnas acanaladas con capiteles compuestos que sostienen un friso con relieves y un frontón bastante deteriorado.

Una vez dentro del edificio, las tres naves se cubren con bóveda de crucería estrellada. Las naves laterales –en un total de cinco- tienen cada una de ellas distintas cubiertas. La cabecera también se cubre con bóveda de crucería estrellada a la que se le añaden terceletes y combados. De tres cuerpos y coronada por un remate hemisférico rodeado por cuatro pináculos, la torre se sitúa a los pies de la iglesia. Su interior alberga tres pisos comunicados entre sí mediante una escalera de caracol. Bajo esta torre está el coro, cubierto con bóveda de lunetos.

 

Por: María Escribano Román