Guía de Sesué, en el valle de Benasque, sus monumentos, excursiones, aventura, restaurantes, hoteles.

En la margen izquierda del río Ésera, a la entrada del valle de Benasque, encontramos la localidad de Sesué, a 1.050 metros de altitud y una población de 94 habitantes. En el año 893 se nombra la localidad en el Cartulario de San Juan de la Peña. Es cabeza de municipio y sus bellos espacios naturales nos permite intuir su gran riqueza natural.

Su casco urbano presenta en su arquitectura tipismos de la zona pirenaica a la que pertenece pero con el paso de los años y las distintas remodelaciones ha ido perdiendo esa tradición constructiva.

La iglesia parroquial, dedicada a San Ginés pertenece a los siglos XII-XIII. Consta de una sola nave cubierta con bóveda de cañón y cabecera semicircular cubierta con cuarto de esfera. La puerta de acceso y las capillas laterales fueron añadidas en el siglo XVI. Hay una torre en la zona de los pies. La decoración con arquillos ciegos apeando sobre ménsulas al exterior del ábside nos permite saber que la iglesia pertenece al románico lombardo.

En las inmediaciones encontramos la ermita de San Saturnino, del siglo XVI, y la ermita románica de San Pedro Apóstol del siglo XII y, aunque actualmente se encuentra en ruinas, lo que se conserva nos permite saber que fue una construcción de una sola nave con ábside cilíndrico.

Sesué celebra sus fiestas patronales el 1 de mayo y el 25 de agosto.

 

Por: María Escribano Román