Santuario de Guayente, en el valle de Benasque se encuentra este antiguo santuario renacentista reconvertido en escuela de hostelería.

Sobre un escarpado de las inmediaciones de Sahún encontramos el santuario de Guayente, construido entre 1550 y 1600 su parte primigenia, de estilo renacentista, aunque ha sufrido a lo largo de los siglos importantes intervenciones que han modificado su apariencia original del siglo XVI. El conjunto se divide en dos partes: la iglesia y la residencia prioral. También en el recinto encontramos una torre defensiva de planta cuadrada, tres pisos y cubierta piramidal. La torre también ha sido muy modificada.

La iglesia tiene planta de cruz latina, crucero con capillas laterales, cabecera recta prolongada por un camarín y sacristía adosada a la cabecera. Al interior, de entre los ocho altares que posee destaca el altar mayor de estilo renacentista en el que se narra la vida de la Virgen en diez cuadros en relieve de madera policromada.

Al exterior destaca la portada de arco apuntado y un escudo en relieve sostenido por dos ángeles sobre la clave del arco. El interior de la iglesia ha sido repicado y tiene un aspecto muy tosco.

Es el santuario más importante de la zona y al que acuden en romería los habitantes de los pueblos del valle de Benasque. Actualmente en él se da culto religioso, es sede de la Asociación Cultural de Guayente y también alberga la Escuela de Hostelería.

 

Por: María Escribano Román