El Parque Natural Posets Maladeta, en el Pirineo aragonés, es sin duda uno de los espacios naturales mejor conservados de España.

Bienvenid@s al Pirineo central, al Pirineo más salvaje y agreste, un lugar donde nuestra especie ha sido capaz durante generaciones de convivir en perfecta armonía con su territorio.

Desde el año 1994 el norte de la comarca de la Ribagorza y la zona más nororiental de Sobrarbe están declaradas Parque Natural. En las 33.440 hectáreas que conforman el parque, se alzan los macizos y cumbres más altas de la cordillera pirenaica, contando en su interior con ocho de los diez picos más altos, y más de la mitad de los que superan los 3.000 m.

La fascinación y el temor que desde muy antiguo despertaron estas montañas entre los lugareños, son totalmente comprensibles al observar sus impresionantes formaciones geológicas. Entre espectaculares morrenas, desafiantes crestas, e inaccesibles picos, se esconden 13 glaciares y 95 ibones (lagos de origen glaciar). Fue durante la era cuaternaria, cúando la descomunal fuerza glaciar modeló calizas, granitos o pizarras, formando inmensos circos que dan paso a praderas alpinas. La incesante erosión ocasionó un importante sistema kárstico, cuya máxima expresión es el Forat d’ Aigualluts, al pie del Aneto, por donde parte del agua del deshielo se precipita por esta impresionante  fosa de 70 metros de diámetro para aparecer nuevamente en el Vall d’Aran, alimentando las aguas del río Garona.