El Valle de Eriste, en el Parque Natural Posets Maladeta, ofrece vistas espectaculares del Pirineo.

Pocos metros después de pasar la población de Eriste, a nuestra izquierda nace una pequeña pista que nada hace sospechar al visitante el maravilloso lugar que está a punto de descubrir. Al fondo de la pista, primero de asfalto, más tarde de grava, encontramos un pequeño parking donde podemos dejar el vehículo.

Se trata de uno de los valles más desconocidos del Parque Natural Posets Maladeta, la espectacular cascada de Espigantosa nos da la bienvenida, y a partir de aquí cada rincón, cada cascada y cada flor se grabarán en tu retina para siempre.

El recorrido tradicional parte por el fondo del valle siguiendo las marcas blancas y amarillas correspondientes al PR 11, que junto al cauce del río nos conduce hasta el refugio de Ángel Orús.

 

Álamos, sauces y avellanos forman un frondoso bosque donde apenas es capaz de entrar la luz. A medida que ganamos altura el río se encajona formando cascadas, pozas y rápidos. En los Planos de la Ribereta el valle se abre y la pendiente se suaviza formando un idílico bosquete de pino y serbales junto al río y en cuyas laderas es relativamente fácil ver marmotas. Continuamos nuestro ascenso y la pendiente se acentúa hasta dejar atrás el bosque, lo que nos permite contemplar la espectacularidad de la cascada de la Bal d’es Ibons. Una hora y media después de nuestra partida llegaremos al refugio.

Otra opción es realizar una ruta circular pasando por el refugio de Clot de Chil. Junto a la cascada de Espigantosa nace otro sendero marcado con marcas azules. Se trata de una ruta bastante más dura que la anterior, cuyo primer recorrido discurre í