Guía de Cerler, en el valle de Benasque, sus monumentos, excursiones, aventura, restaurantes, hoteles.

Aunque la fama de Cerler resuena por toda la península identificándose como una de las estaciones de esquí de mayor calidad y belleza, lo cierto es que muy cerca de ella se encuentra la pequeña población que le da nombre.

Ubicada a 1.530 metros de altitud, una de las cotas más altas de todo el Pirineo en lo que respecta a hábitat humano, Cerler combina la pujanza de la estación, abierta en la década de 1970, con la salvaguarda de un callejero histórico.

Calles estrechas e inclinadas nos muestran ejemplos de arquitectura tradicional de excelente calidad, donde destacan varias casas nobiliarias que se edificaron entre los siglos XVI y el XVIII.

Diferentes reformas llevadas a cabo a lo largo de los siglos  dotaron a la iglesia de San Lorenzo del estilo propio de las iglesias del siglo XVI, aunque sus orígenes son románicos.

Cerler celebra sus fiestas Mayores el 10 de Agosto.

 

Por: Laura Armario