Guía de Barbaruens, en el valle de Benasque, sus monumentos, excursiones, aventura, restaurantes, hoteles.

A 1.136 metros de altura se encuentra la localidad de Barbaruens, perteneciente al municipio de Seira. Situada en un paraje de singular belleza, en medio del bosque entre la sierra de Chía y Cotiella, cuenta con una población de unos 33 habitantes. Conserva alguna de las construcciones típicas de  la zona realizadas en piedra y teja y galerías corridas.

La iglesia de San Félix fue levantada en el siglo XVIII, aunque la fecha es aproximada ya que carece de elementos que permitan fecharla con exactitud. Construida en mampostería, cuenta con una sola nave, capillas laterales y cabecera recta. Al interior carece de elementos destacados. Es una construcción muy tosca.

De mayor interés histórico es el antiguo monasterio de origen visigótico de San Pedro de Tabernas, de camino a la localidad de Seira y del que hoy sólo se conserva una iglesia de finales del siglo XVI aunque la construcción del monasterio es anterior  como así lo atestiguan testimonios y documentos del 819 y el 839 con un documento del emperador Ludovico Pío en el que se le hace referencia. El rey Sancho Ramírez, en el año 1076, lo dona al monasterio de San Victorián, del que será priorato. Con la familia Mur, a finales del XVI, el monasterio sufrió una renovación arquitectónica. A mediados del siglo XIX, con la desamortización de Mendizábal, el monasterio fue abandonado y pasó a manos privadas.

La iglesia que se conserva, del siglo XVI, está realizada en mampostería, es de planta de cruz griega con una sola nave, crucero y cabecera recta todo ello cubierto con bóveda de crucería simple sobre arcos apuntados. En la portada aparece el escudo de los Mur con la fecha de 1573. El 29 de junio se celebra una romería hasta la iglesia.

La población celebra sus fiestas el  día 15 de agosto.

 

Por: María Escribano Román