Guía de Ansils, en el valle de Benasque, sus monumentos, excursiones, aventura, restaurantes, hoteles.

Parece increíble que a un kilómetro escaso de la cabecera del valle de Benasque encontremos un espacio tan idílico como lo es Ansils. Situada a 1.123 metros de altitud, esta encantadora localidad rezuma belleza y tranquilidad por todas sus esquinas y rincones, ambos hechos para la delicia de cualquier visitante aventurero y sensible.

El escueto entramado urbano rodea con elegancia y sobriedad al paseante, y aunque escasas son las calles, numerosos son los inmuebles de gran calidad y empaque renacentista, pues casi todos ellos datan de los siglos XVI y XVII, como Casa Mingot.

La mayor parte de estos edificios poseen elementos torreados o galerías solariegas que invitan a detenerse en el tiempo. La parroquial de San Pedro centra el paseo del visitante, y aunque su estructura actual muestra un templo de los siglos XVI y XVII, sus raíces son románicas, como se identifica en su ábside semicircular.

Tanto el lugar como el entorno cuentan con el encanto suficiente para convencer de la visita al más perezoso.

 

Por: Laura Armario