Monesma, en el valle de Isábena, sus monumentos, excursiones, aventura, dónde comer, dormir.

Situada a 1.041 metros de altitud, el origen del nombre de esta localidad procede del antiguo castillo de Mont Mesma, mandado fortificar por Sancho el Mayor para proteger sus dominios. Declarado Bien de Interés Cultural, del castillo de Monesma tan solo se conservan un cúmulo de ruinas. Sabemos que tenía planta ovalada y se conservan algunos paredones de mampostería que pertenecerían al recinto defensivo.

Junto al castillo se encontraba la iglesia románica de Santa Valdesca, del siglo XI y también en ruinas. En 1850, como así lo atestigua tallado en un sillar, se construyó la nueva ermita de Santa Valdesca. Es una construcción rectangular de pequeñas proporciones, cubierta con bóveda de cañón y tejado a dos aguas. Probablemente se emplearon sillares de la antigua construcción castrense para realizar esta ermita.

La localidad celebra sus fiestas el 15 de agosto en honor a Nuestra Señora de la Asunción.

 

Por: María Escribano Román