Guía de Abella, en el valle de Isábena, sus monumentos, excursiones, aventura, dónde comer, dormir.

La localidad de Abella se encuentra a las faldas del monte Turbón. Perteneciente al municipio de Laspaúles, está situada a 1.385 metros sobre el nivel del mar y su población consta de unos 26 habitantes.

La primera constancia documentada aparece en el año 1495, perteneciente a la sobrecullida de Ribagorza. Sus viviendas siguen la tipología constructiva de arquitectura popular típica de esta zona del Pirineo, con gruesos muros de piedra y teja. Destacan casa Costa y casa Castellano.

La población se articula entorno a la iglesia de Santa Julita Mártir, un sencillo templo cuya edificación se cree que fue llevada a cabo durante el siglo XVII.  Se trata de un templo sencillo que presenta planta rectangular, nave única y cabecera rectangular, siendo la esbelta torre del campanario el elemento más destacable.