Torreciudad, en el entorno de Graus, sus monumentos, excursiones, aventura, dónde comer, dormir.

Perteneciente al municipio de Secastilla, Torreciudad se sitúa a una altitud de 506 metros y cuenta con una población de 24 habitantes. En los documentos medievales  que se conservan se le llamaba Civitatis, y más tarde era conocida como Turris Civitatis.

Torreciudad fue una importante plaza de carácter defensivo cuyo origen se remonta al siglo XI. La situación estratégica de su castillo era de suma importancia en esta zona sobre la ribera del Cinca, pues El Grado y Graus aún no habían sido conquistados por los musulmanes.

De esa época se conservan algunos restos del recinto fortificado como  la torre del castillo de planta circular y construida en aparejo y de la que se ha perdido una de sus caras. Se data en el año 1066 con la tenencia de Torreciudad al señor Ato Galíndez. Está declarada Bien de Interés Cultural, y junto a la torre se sitúa la ermita del castillo, construida en el siglo XVII, que alberga la imagen de la virgen de Torreciudad.

La construcción  más importante es el santuario de inmensas y bellas proporciones, uno de los centros de peregrinaje mariano más importante del mundo.

Está construido en ladrillo, en claro homenaje a la tradición aragonesa de construir en este material muchas de las edificaciones de la Comunidad de Aragón. El santuario se ubica sobre los restos de un antiguo poblado medieval. La obra actual se construyó en el siglo XX, abriéndose al culto en 1975.

Al final de un enorme patio abierto, se encuentra el santuario sobreelevado por una plataforma.

Al interior cuenta con una sola nave en la que destaca el retablo de alabastro, realizado por el escultor Juan Mayné, con ocho  conjuntos escultóricos que narran pasajes de la vida de la virgen, y el camarín guarda la imagen restaurada de la misma datada en el siglo XI y que pertenece a la serie de vírgenes negras.

El 15 de agosto se celebran sus fiestas patronales.

 

Por: M