Torre de Obato, en el entorno de Graus, sus monumentos, excursiones, aventura, dónde comer, dormir.

Visible desde la carretera, Torre de Obato se despliega como pequeña aldea ribagorzana que luce un caserío de bastante calidad en la vega del río Ésera. Sobre una pequeña colina inclinada se adapta el conjunto de edificios que definen la singularidad del lugar.

Dos vías distribuyen la comunicación de este rincón ribagorzano, asentándose en sus bordes una serie de casas de mayor o menor interés. Dentro del marco de la arquitectura tradicional destacan un par de casas de grandes proporciones, ambas unidas por un paso abovedado.

Nos detendremos especialmente en casa Carllán, un ejemplar del siglo XVII con los bajos porticados, ventanas de fina cantería, oratorio particular y el dato curioso de poseer una muy práctica canalización de agua, que pasa directamente del tejado a una cisterna.

La parroquial de San Pedro hunde sus orígenes en el medievo, como muestra el ábside románico del siglo XII que sobresale del resto de adiciones posteriores, sobre todo del siglo XVI y XVII: las capillas, la portada y la torre.

Torre de Obato celebra sus fiestas con motivo de la Asunción de la Virgen, el 15 de Agosto de cada año.

 

Por: Laura Armario