Torre de Ésera, en el entorno de Graus, sus monumentos, excursiones, aventura, dónde comer, dormir.

Siguiendo el cauce del río Ésera, muy cerca de Graus, resplandece con gran sencillez esta pequeña localidad ribagorzana emplazada a 505 metros de altitud.

El caserío muestra gran sencillez, con una sola calle, la de Santa Ana, de carácter estrecho y empinado, culminada en paso abovedado. Dicha calle se halla flanqueada por una serie de edificios, en su mayor parte de corte sobrio y popular. Únicamente destacan algunas casas del siglo XVI, una de ellas luce amplia arcada en la puerta, ventanas de buena cantería y alero con ménsulas lobuladas en piedra.

De su iglesia parroquial sólo se conserva la torre (siglos XVI-XVII), lamentablemente, aunque quizá sea esta misma circunstancia la que dota de gracia y poderío dicha construcción, sobre todo teniendo en cuenta el extraordinario paso abierto en su base.

 

Por: Laura Armario