Perarrúa, en el entorno de Graus, sus monumentos, excursiones, aventura, dónde comer, dormir.

Situado en la carretera de Graus a Benasque encontramos Perarrúa, localidad que da nombre al municipio al que pertenece, situada en paralelo al río Ésera. Está a una altura de 513 metros y cuenta con una de población de 82 habitantes.

Piedra roja es el significado de Pererrúa, aunque posee alguno más. Tenemos constancia de la existencia de esta zona  ya en el siglo VI, gracias a la existencia del testamento del diácono Vicente en el que nombra Petraroveida de la Tierra Labitolosana. Perarrúa fue invadida por los musulmanes –época en que se construyó su castillo, Qasr Muns, que posteriormente se denominó El Mon bajo dominación cristiana-. En el siglo XI, bajo mandato del rey Sancho el Mayor, Perarrúa vuelve a manos cristianas.

Entre su arquitectura, principalmente de piedra, adobe y teja, destaca casa El Civil en cuyo dintel tiene la fecha de 1727. Casa Los Campos, casa La Parra, casa Piquero, casa el Molino o casa el Puente son algunas otras casas de interés y en las que podemos ver  la tipología arquitectónica de la zona.

Presidiendo la Plaza Mayor encontramos la iglesia parroquial de San Martín, del siglo XVI. Se trata de una iglesia de una sola nave con capillas laterales, cabecera poligonal de cinco lados y torre de  tres cuerpos a los pies. La entrada de acceso a la iglesia es adintelada con un frontón que acoge en hornacina la imagen de San Martín. En el dintel aparece la fecha de 1673.

Aunque no hay datos concretos ni claros que lo verifiquen, la capilla de Santa Ana, situada en un edificio de la calle Mayor, pudo haber sido construida en el siglo XVII. La capilla y el edif