Panillo, en el entorno de Graus, sus monumentos, excursiones, aventura, dónde comer, dormir.

El multicultural lugar de Panillo se encuentra muy cerca del Valle de la Fueva, en la vecina comarca del Sobrarbe, en la zona más occidental de la Ribagorza.

Elevada a 831 metros de altitud, esta pequeña aldea, de la que ya se tienen noticias en el siglo XII, forma un conjunto de carácter popular, desarrollándose el caserío a través de una ladera en la que sus construcciones se comunican por una única calle.

La iglesia de Santa Engracia data del siglo XVI, como se advierte en parte de la nave, las dos capillas y la torre; el resto hace referencia a las ampliaciones sufridas en el siglo XVIII, como informa su portada, terminada en 1767. De gran interés, por ser el ejemplar de mayor tamaño de Aragón, su molino aceitero, de más de 12 metros de longitud, y cuya prensa de libra se fecha en 1889.

Siguiendo la carretera encontrarán indicaciones para poder visitar una impecable obra civil de época alto medieval: una magnífica torre defensiva con pequeña ermita castrense aneja que lo dejarán sin habla ante la perfección de su trazado y aparejo.

Si bien, la universalidad de este pequeño pueblo ribagorzano reside en ser asiento, desde 1984, de una comunidad de monjes o lamas procedentes de Bután. El monasterio budista Dag Shang Kagyü que se ubica en Panillo ofrece refugio espiritual y múltiples actividades con ello relacionado, aparte de dotar al paisaje de un colorido inusual en el territorio oscense.

Por todo lo comentado, el visitante no lamentará haberse acercado en su visita hasta Panillo, sobre todo porque un trocito de oriente parece haberse instalado con armonía en el lugar.

 

Por: Laura Armario