Laguarres, en el entorno de Graus, sus monumentos, excursiones, aventura, dónde comer, dormir.

En amplio llano, y a 811 m de altitud, despliega su caserío la localidad ribagorzana de Laguarres, cuyas calles y edificios no dejan al visitante indiferente en lo más mínimo.

Su entramado está repleto de nobles inmuebles construidos entre los siglos XVII y XVIII, obras de buena cantería que destacan por sus portadas, con amplios vanos y superficies torreadas, como es el caso de casa Roberto, que encontraremos en el centro de la localidad.

Imponente, a la entrada de la población, la iglesia de Santa María Inmaculada; obra renacentista del siglo XVI que exhibe notable portada, cabecera poligonal y capillas entre los contrafuertes, llamando poderosamente la atención su esbelta torre a los pies.

En el camposanto del lugar se erigió en época románica, siglo XII, la ermita de Nuestra Señora del Llano, precioso ejemplo de una sencillez sugerente que posee una única nave culminada en ábside semicircular, así como espadaña y capillas de adición posterior.

Espectacular resulta la ubicación del Castillo de Laguarres, bueno, lo que queda de él, ¡unas cuantas hiladas que todavía resisten el tiempo! Estos restos aún hoy dominan el llano en posición altamente estratégica, como corresponde con su antigua función. Parece que tuvo un gran peso en la reconquista cristiana de Graus, aunque sus orígenes nos llevan más atrás en el tiempo.

 

Por: Laura Armario