El Soler, en el entorno de Graus, sus monumentos, excursiones, aventura, dónde comer, dormir.

Junto al barranco de las Mellas, en la margen derecha del río Isábena, a 560 m de altitud encontramos la pequeña población de El Soler.

Dividido en dos pequeños sectores, destacan algunas casas del siglo XVI junto con la iglesia, en el punto más alto de la población. Su caserío muestra el buen hacer de la arquitectura rural con modos constructivos sencillos.

La iglesia de San Marcos estuvo en condiciones de ruina hasta hace poco. Hoy, ya restaurada y casi rehecha en su totalidad, muestra el habitual perfil del románico rural. Consta de una sola nave, cubierta con bóveda de medio cañón. Se corona por ábside semicircular sobre el que se erige bóveda de cuarto de esfera. Todo ello armonizado al exterior culminado por una sencilla espadaña a occidente. La reciente restauración eliminó algunos espacios ampliados en el siglo XVI, conservando sin embargo algunos otros, actuación que complica la interpretación del edificio para el curioso visitante.

Un pequeño enclave que conserva la quietud del tiempo y también del espacio.

 

Por: Laura Armario

Recomendados