Lascorz, sus monumentos, excursiones, aventura, dónde comer, dormir.

Lindando con la comarca del Sobrarbe se encuentra la localidad de Lascorz, un pequeño rincón pirenaico que se alza a 843 metros de altitud y que apenas cuenta con media docena de casas.

Así, este reducido caserío se articula en torno a cuatro casas, un caserío con pequeño oratorio, la iglesia y la antigua escuela. Entre ellas destaca casa Pardina, de los siglos XVI-XVII, edificio que posee una torre rectangular adosada a la vivienda, torre que cuenta con curiosa leyenda: en ella vivió un moro, y quizá por ello una cruz luce ahora como símbolo de victoria de la fe y la cruzada cristianas.

En la parte alta del pueblo asoma la iglesia de San Lorenzo, templo del siglo XVI construido en sillarejo de tamaño regular, que forma una única nave rectangular a la que se adosan dos capillas de irregular confección espacial. La entrada se realiza por pórtico abierto en la torre, creando una sensación de magnanimidad en el acceso.

No muy lejos queda la ermita de San Quílez, obra rural en