Foradada del Toscar, sus monumentos, excursiones, aventura, dónde comer, dormir.

Lindando con la vecina comarca de Sobrarbe, en la franja occidental del territorio ribagorzano, hallaremos la entrañable localidad de Foradada del Toscar, situada en las faldas de la sierra de Ferrera.

El caserío, elevado a 980 metros de altitud, se halla dividido en dos debido al trazado de la carretera, dando lugar a dos pequeños barrios: la “villa alta” y la “villa baja”. En ambas agrupaciones destacan caseríos de grandes dimensiones en mampostería y cerramiento de lajas de piedra, como es característico en la tipología pirenaica, aunque también encontramos casas con teja tradicional.

La iglesia de San Andrés es inmueble modernizado y profundamente modificado a lo largo de su historia. La mayor parte de su estructura pertenece a los siglos XVI y XVIII. Se trata de un templo de una sola nave, rectangular, de dos tramos, espacios que se cubren con bóvedas de diversa tipología (de medio cañón, baída, lunetos…) creando un ambiente irregular.

El 30 de Noviembre se celebra la fiesta Mayor, en honor a San Andrés, momento en que la localidad se engalana dando mayor belleza a sus calles y su entorno, ya de por sí atractivo, como muchos aventureros saben, dada la gran afluencia de montañeros que se asoman a su Vía Ferrata.

 

Por: Laura Armario