Espluga, sus monumentos, excursiones, aventura, dónde comer, dormir.

Cercano al Pico de Santa Cruz y situado en el Valle de Bardají, Espluga nos contagia de sencillez y frescura.

El caserío, ubicado a 915 metros de altura, está compuesto por edificios pirenaicos de carácter popular entre los que destaca casa Ballarín, hoy reconvertida en una espléndida casa rural y que podremos reconocer gracias a su inscripción, “DE VAL LERIN”, y por sus característicos bajos abovedados del siglo XVII.

La iglesia de Santa Leocadia se erige algo alejada del pueblo, pero no la perdemos de vista, ya que su perfil resalta entre el paisaje. Se trata de un templo de los siglos XVI y XVII, cronología a la que se acogen gran cantidad de ejemplos de la zona. El inmueble cuenta con una sola nave coronada por ábside recto, destacando su torre, a modo de vigía de la población.

Rodeada de excelentes paisajes, Espluga se convierte en lugar atractivo para amantes del descanso, pero también para aquellos que disfruten adentrándose por todo tipo de rutas de montaña.

 

Por: Laura Armario