Antenza, en el entorno de Benabarre, sus monumentos, excursiones, aventura, dónde comer, dormir.

Localidad que guarda en su topónimo la fidelidad de una familia estrechamente vinculada a los destinos de la Corona de Aragón y los avatares de la reconquista, Antenza conserva hoy escasos testimonios de su antigua grandeza. Ubicada a 576 metros de altura, destaca entre su caserío una gran casona que sigue las características de las grandes casas nobles aragonesas del siglo XVI; posee ventanas en ladrillo y un anexionado paso cubierto.

No tan notable, la iglesia parroquial de San Jaime o Santiago Apóstol, cuyo origen románico reposa oculto bajo modificaciones posteriores. No muy lejana, la ermita de San Salvador, cuya romería se celebra el 6 de agosto. Las fiestas se celebran el 25 de julio, en honor al Santo peregrino Santiago.

 

Por: Laura Armario