Aler, en el entorno de Benabarre, sus monumentos, excursiones, aventura, dónde comer, dormir.

Emplazada sobre un prominente peñasco, su perfil se muestra con gran belleza sobre el llano. La localidad se alza a 702 metros de altura, extendiéndose sobre el promontorio rocoso un caserío renovado casi en su totalidad, y en el que abundan la mampostería, el adobe y la teja árabe.

Destaca sobre el entramado urbano la iglesia de Santa María, que muestra ufana una airosa torre de planta octogonal. El templo cuenta con orígenes románicos, aunque su estructura actual es resultado de las reformas llevadas a cabo en los siglos XVI y XVII, bajo las normas estilísticas del gótico aragonés.

No podemos olvidar uno de los más curiosos atractivos de la zona: el Museo Etnológico Mas de Puybert, ubicado en la Masía del mismo nombre situada en el término de Aler, al otro lado de la carretera. Allí se exponen cuidadosamente las herramientas, utensilios y objetos cotidianos que necesitaba una casa de estas características para desarrollar antaño su día a día.

La localidad celebra sus fiestas el primer domingo de agosto, en honor a San Pedro.

 

Por: Laura Armario