La ermita de Santiago en Barós, es un sencillo templo románico rural.

A la salida del pueblo de Barós, en dirección sur por la carretera que asciende hasta el Monte Oroel, encontramos esta sencilla pero bien conservada ermita. Se trata de un templo románico del sigo XI, característico del románico más elemental que se daba en los núcleos rurales.

Está edificado con sillarejo de diferentes calidades y en sus muros es fácil apreciar las respectivas reformas. Presenta una sola nave rectangular rematada con ábside semicircular, cubierto éste con bóveda de horno. El suelo está pavimentado con cantos de río que dibujan formas geométricas. En el muro sur se abre la portada, de medio punto y sin ningún tipo de ornamento. La parte peor conservada del templo es la cubierta de la nave, de madera, a dos vertientes. Inicialmente estaba cubierta con losa, pero en alguna reciente reparación se sustituyó parte por teja árabe.

 

Por: Javier Cano Álvarez