Badaguás, junto a Jaca, sus monumentos, excursiones, aventura, dónde comer, dormir.

En la actualidad, Badaguás poco tiene que ver con la pequeña aldea situada entre Jaca y Sabiñánigo, al norte de la Val Ancha. Históricamente la población perteneció al Monasterio de San Juan de la Peña, y su población vivió del cultivo de cereal y la cría de ganado lanar.

Tras haber formado municipio junto con otras poblaciones cercanas, durante los años sesenta la población se abandona y pasa a depender de Jaca. La iglesia de San Bartolomé se edificó durante los siglos XVII y XVIII. Presenta una nave dividida en tres tramos y rematada con cabecera plana. El acceso se realiza a través de un arco de medio punto junto al que se eleva la torre del campanario, de planta cuadrada y dos cuerpos de altura.

En la actualidad, las antiguas viviendas han sido sustituidas por una gran urbanización, un campo de golf y un hotel de cuatro estrellas.

 

Por: Javier Cano Álvarez